Smart Home
Photo by Ralph Kelly on Unsplash

Beneficios de tener una smart home

En ciertas ocasiones nos lanzamos a la compra de equipos sin tener muy claro todo lo que nos puede aportar. Vamos a ver los beneficios que tendremos al domotizar y conseguir que nuestra casa sea una verdadera Smart Home.

¿Qué es una Smart Home?

El término Smart Home en general se aplica a todo sistema usado en el hogar digital que contiene usualmente los siguientes elementos: sensores, dispositivos conectados, automatizaciones, conexión remota, integraciones, notificaciones, panel de control o dashboard, y otros detalles que nos harán la vida más fácil y con el que conseguiremos que nuestra casa sea más autónoma.

En el caso de que acometa la domotización de todo un edificio, el término correcto es inmótica.

¿Cómo funciona una casa inteligente?

Históricamente cada fabricante ha intentado (y lo siguen intentando) conservar su parte del pastel mediante el más que discutible método de hacer que sus equipos sean incompatibles con el resto de fabricantes.

Desde el punto de vista del usuario esto se traduce en una diversidad algunas veces difícil de manejar, y muy a menudo eligiendo en función del soporte y de la disponibilidad de dispositivos, en vez de mirar otras cualidades.

Dicho lo anterior, y cada uno con sus peculiaridades, el sistema de funcionamiento suele ser similar en casi todos los casos con los siguientes elementos:

  • Concentrador: Se trata del equipo principal en cada sistema domótico, también llamado en ocasiones pasarela o gateway, y se encarga de centralizar la recogida de datos, ejecutar la lógica de las automatizaciones y conectarse con el exterior. Se conectan a nuestro router, bien sea de forma inalámbrica o mediante cable ethernet. Algunos modelos incluyen altavoces y luces para indicaciones.
  • Sensores: Estos dispositivos se encargan de recopilar datos mediante mediciones, bien sea una temperatura, una humedad, la apertura de una ventana, un sensor de CO2, o un medidor de consumo eléctrico. En todos los casos los datos viajarán (normalmente mediante protocolo WiFi, Zigbee o Z-Wave) hasta el concentrador.
  • Elementos finales: Son dispositivos que ejecutan alguna acción. Puede ser algún electrodoméstico conectado, una sirena, un enchufe o una bombilla. Se conectan igualmente con el concentrador para recibir las órdenes.

De los tres elementos anteriores principales en la domótica en casa, a la hora de domotizar, en muchas ocasiones se integran dos o más de ellos, por eso no es extraño ver un sensor de apertura de puertas que además lee la temperatura y humedad. O un enchufe inteligente que además de servirnos como relé para apagar o encender un equipo, nos indica el consumo del mismo.

Referente a la incompatibilidad entre equipos a la hora de domotizar el hogar, deciros que existen sistemas abiertos (el más conocido Home Assistant) que tienen infinidad de addons e integraciones (más de 1000) para poder unir muchos de estos dispositivos incompatibles entre sí.

Home Assistant es una excelente opción que os abrirá un mundo de posibiliades que no puede daros cada uno de los fabricantes por separado. En algunas ocasiones las integraciones no son tan directas como un sensor con su pasarela nativa, pero tampoco es que sea muy complicado, y hay una comunidad detrás para ayudar en todo.

Por tanto, los beneficios que os voy a listar serán específicos y todos perfectamente realizables (con mayor o menor complicación) en el sistema Home Assistant.

En el sistema Home Assistant, el Gateway será el propio equipo donde se instale la aplicación, que conectarás al router de casa, y al que accederemos normalmente a través de un navegador. Como sistema abierto que es, no existe una única posibilidad, pero muchos empezamos con una Raspberry Pi más que capaz para principiantes y avanzados:

Beneficios de tener una casa inteligente

Como ya os habréis imaginado, soy un enamorado del concepto Smart Home, y quí os pongo algunos de los beneficios que a mi entender pueden terminar de convencerte:

Ahorro de dinero

Sí, tal como suena. Ahorraremos dinero al domotizar.

Un sistema como Home Assistant es una inversión. Bueno, una inversión y un hobby.

Medir y conocer cómo funciona nuestro hogar nos va a permitir tomar mejores decisiones.

Sobre todo, medir el consumo eléctrico, tanto a nivel global como de consumidores individuales, nos permitirá identificar los equipos que más nos cuestan (ojo, que no he dicho los que más consumen) y decidir de manera óptima en cuanto tiempo amortizamos uno más eficiente, por ejemplo.

Otra de las medidas estrella para ahorrar energía es la inclusión de nuestro sistema de aire acondicionado o calefacción, decidiendo si ya es hora de apagar el equipo cuando no hay nadie en casa.

También podemos cortar la alimentación de una regleta cuando el consumo esté por debajo de un valor por cierto tiempo, eliminando los consumos fantasmas de los equipos que no están del todo apagados.

Las posibilidades son muchas más, desde activar un lavavajillas en la hora más barata del día, hasta automatizar toldos o riegos en función de la previsión meteorológica.

En definitiva, con un sistema como Home Assistant, unos pocos sensores y enchufes podemos amortizar rápidamente lo invertido.


Comodidad

Comodidad es algo que siempre querremos en nuestra Smart Home. Ya lo sabemos: nos encanta que las cosas se hagan solas, y las automatizaciones de Home Assistant nos ofrecen todas las posibilidades del mundo para realizarlo.

Desde avisarnos cuando acabe la lavadora midiendo una bajada de consumo, hasta activar una bomba de calor cuando estemos de camino a casa. Todo esto es posible y mucho más con las automatizaciones de Home Assistant.

Tener un panel de control bien diseñado es la forma en la que de un vistazo comprobaremos todo lo importante:

Home Assistant dashoard
Home Assistant dashboard – Reddit

Muchos de los usuarios por ejemplo tienen mensajes enviados desde Home Assistant con el estado de la batería de todos los sensores, las alarmas de seguridad integradas, o realizadas enteramente en Home Assistant u otro sistema usado para domitizar el hogar, todo por supuesto controlable desde el móvil, luces que se encienden si hay movimiento y sólo si el sol se ha puesto, etc. etc. etc. (me faltan etcéteras)


Aprender sobre tecnología y programación

De cara a los jóvenes (y no tan jóvenes), puede ser la puerta de entrada perfecta en el mundo tecnológico y la informática.

Montar un sistema como Home Assistant básico es muy fácil: Compras una Raspberry Pi (si no tienes ya una) y sigues unas instrucciones. Desde el minuto uno ya pueden trastear con equipos conectados (smart TVs, Routers, Chromecast, teléfonos móviles, …)

Luego les hará mucha ilusión realizar algún pequeño proyecto, como encender una luz en el pasillo si se levantan de noche.

Cada vez querrán aprender más. Para los más mayores, aprenderán conceptos más complejos de programación al subir el nivel de las automatizaciones.

Todo trasteando y sacando resultados, con la teoría entrando a medida que la necesitan de forma natural.


Tu casa puede hablar

Tu hogar cobrará vida poco a poco, y es natural que queramos que se comunique con nosotros de forma más directa que un simple panel.

Home Assistant puede enviar notificaciones a través de Telegram, por ejemplo.

Nos avisará con mensajes simplemente informativos (estado de salud del sistema, horas de ejercicio medidos con una pulsera de actividad, …)

También nos puede alertar de situaciones que requieran alguna acción por nuestra parte: Intrusos en casa, temperatura extrema, nos hemos dejado la puerta de la entrada abierta al salir, las plantas necesitan riego, …)

Una vez que te acostumbras y montas las notificaciones, querrás estar informado sólo cuando sea necesario, para no saturar. Empezarás a pensar cómo optimizar los mensajes para evitar los falsos positivos de una alarma, o bien que nos avise cuando el consumo eléctrico esté cercano al límite de potencia contratada o que nos mande una foto cuando pulsen el timbre de la casa.

Cada cual puede pensar en alguna situación en la que considere que es necesario un mensaje. Las posibilidades son infinitas.


Tú puedes hablarle a tu casa

Igual que nuestra casa nos habla, nosotros podemos hablarle a ella.

No solo a través de mensajes de Telegram, sino integrando los famosos Amazon Alexa y Google Home.

Podremos encender luces con un comando o de viva voz, o iniciar una escena en la que se atenúen luces y encienda la TV.

Todo lo podremos personalizar hasta el extremo.


Controlar tu casa desde el móvil

Por supuesto ningún hogar inteligente estará completo para domotizar sin un interface accesible desde el móvil.

En el caso de Home Assistant, la aplicación se llama Home Assistant Companion, disponible para Android y para IOS.

Desde esta aplicación podréis realizarlo todo. He dicho bien: TODO, igual que si os conectáis desde cualquier navegador.

Además tendréis directamente a disposición de Home Assistant todos los sensores incluidos en vuestro móvil (GPS, actividad, conexión a Wifi o Bluetooth, si lo estáis usando, nivel de batería,…)

Y todo desde cualquier lugar del mundo.


Por puro placer

¿Porqué no?

Es una buena razón para domotizar y montar un sistema inteligente en nuestro hogar: Por puro placer. Como entretenimiento os aseguro meses, si no años, sin aburrimiento.

Te encantará enseñar a los amigos desde el móvil cuál es la temperatura actual de tu salón, el estado del tóner de tu impresora, la energía consumida y su coste, gráficas de evolución de la humedad para activar un ventilador, …

Buscarás en foros otros inventos de personas imaginativas que vas a querer probar porque son increíbles.


El futuro. Realmente inteligente

Todas las automatizaciones y sistemas hasta la fecha, si bien son muy potentes, carecen de las nuevas herramientas de aprendizaje automático. Este tipo de técnicas requieren más potencia de cálculo, pero por ejemplo ya podremos montar reconocimiento facial en Home Assistant con ayuda de alguna cámara.

La casa inteligente, no será realmente smart hasta que podamos usar sin ayuda de la nube ciertos algoritmos de redes neuronales y otros de reconocimiento de patrones. No creo que quede mucho, así que atentos.

Mientras llega ese momento, os invito a visitar una página muy interesante: https://www.juanbarrios.com, con secciones estupendas para aprender sobre ciencia de datos y Machine Learning entre otros temas.


A partir de aquí. Siguientes pasos ….

Si os ha entrado el gusanillo de probar Home Assistant y domotizar toda la casa, considero misión cumplida este post, pero os estaréis preguntando por dónde comenzar, o una especie de itinerario para no perdernos mucho.

Os dejo en orden lo que considero puede ser interesante:

  1. Como os he comentado antes, lo primero es adquirir el sistema Home Assistant y os recomiendo montarlo por en una Raspberry Pi.
  2. Lo segundo directamente es integrar todos esos equipos que ya tenemos en red y que no nos costarán ni un euro.
  3. Es muy normal que lo siguiente que nos apetezca sea acceder a nuestro sistema desde cualquier lugar, para lo que configuraremos DuckDNS.
  4. Las notificaciones las podremos realizar de muchas formas, pero es muy usual lanzar mensajes a Telegram y también queda muy bien mostrar notificaciones en una TV
  5. El siguiente nivel, con muy poca inversión, es la adquisición de diferentes sensores y elementos finales.
  6. Y si en el anterior punto habéis adquirido un enchufe inteligente, no dejéis de calcular el coste del consumo de forma exacta.
  7. Os invito a que entréis en otras entradas del blog para seguir «jugando» con vuestro sistema Home Assistant:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *