Mejora la Señal 4G/5G: Guía para Orientar tu Antena en Zonas con Baja Cobertura

Introducción:

En muchos lugares, la baja cobertura de señal 4G puede ser un desafío, afectando la velocidad de conexión y la calidad de las llamadas, pero sobre todo es origen de muchas desconexiones cuando usamos un router 4G (LTE).

Una solución efectiva es aprender a orientar adecuadamente tu antena externa para optimizar la señal.

En esta guía, exploraremos los pasos clave para mejorar la conectividad en zonas con baja cobertura, que también será valida para otras tecnologías como 3G o 5G.

1. Factores que influyen en la Cobertura:

Para mejorar la cobertura, es esencial entender cómo funciona la tecnología de radiofrecuencias, por lo menos de forma intuitiva.

Existen factores que afectan la calidad de la señal y por tanto a la cobertura percibida, como las interferencias, la distancia a la torre, los obstáculos, el terreno. Incluso la temperatura ambiente extrema u otras inclemencias. Todos estos factores tienen algo en común: No tenemos control sobre ellos.

En cambio hay otros factores con los que sí podemos jugar: Elección de la torre más adecuada a la que conectamos, orientación de una antena externa, tecnología usada (2G, 3G, 4G o 5G), desactivación de roaming en el router, etc.

Podría parecer que ante tanta incertidumbre poco podemos hacer mucho, pero todo ayuda, y en la mayoría de los casos las pocas mejoras que hagamos serán suficientes para conseguir una buena conectividad.

Lógicamente la velocidad en la mayoría de las ocasiones será importante, pero también debemos evaluar si merece la pena conectar más lento en 4G que tener cortes en 5G. Todo depende de la aplicación.

2. Identificar las Torres de Telefonía más Cercanas:

Determinar la ubicación de la torre de señal más cercana, o mejor dicho las torres de nuestro operador que estén más cercanas, es crucial.

La manera más directa es consultando la cartografía que pone a nuestra disposición el Ministerio competente

En dicha aplicación encontraremos las distintas torres o estaciones de comunicación al realizar zoom sobre la zona que nos interese. No aparecerán hasta alcanzar cierto nivel de zoom.

Cada torre incluye información del operador que la utliza (existen torres con varios operadores).

En general, cuanto más cerca esté la torre mejor cobertura debemos tener, pero las antenas instaladas en las torres no radian por igual en todas las direcciones. Normalmente son direccionales para «enfocar» la potencia en las áreas que más interesen.

Si la zona es muy poblada, no tendremos ningún problema en utilizar cualquier tipo de antena para nuestro router:

Cobertura en zona poblada

En cambio, si vivimos en una zona más despoblada, las posibilidades de conexión son muy limitadas:

Cobertura en zona despoblada

Deberemos identificar en la aplicación aquellas torres cercanas de nuestro operador. Por ejemplo si utilizamos Orange, en esta torre en concreto:

3. Seleccionar la Antena Adecuada:

Siguiendo con el ejemplo anterior, al ver los detalles tenemos una gran cantidad de información adicional:

Aparte del código de la estación, podemos ver las bandas de frecuencia utilizadas.

Daría para otro post, y por internet hay mucha información actualizada para consultar, pero diremos que a a cada tecnología se le asigna una banda de frecuencias según el operador. En su momento hay subastas del espectro y cada empresa (Orange, Movistar, Vodafone, etc) intenta comprar los MHz que le interesen (el ancho).

Por tanto, conociendo las frecuencias de una estación podremos conocer si dicha estación puede «hablar» en 2G, 3G, 4G o 5G

En el ejemplo, dicha estación tiene 10 Mhz de ancho de banda en la frecuencia de los 900 Mhz (desde 925.10 hasta 935.10). Obviamente cuanto más ancho de banda más capacidad tiene la estación. También vemos que opera con otros 10 Mhz en el rango de los 800 Mhz (desde 832.00 hasta 842.00).

Estas frecuencias en el caso de Orange corresponden con las tecnologías 2G/3G y 4G respectivamente.

4. Conocer la Dirección de la Torre:

Ahora ya conocemos la ubicación de la estación de nuestro operador, y la tecnología con la que puede comunicar. Nos falta comprobar si cuando enfoque mi antena a esa torre, la misma radia en nuestra dirección.

Este dato lo podemos comprobar con la columna «acimut«, que nos proporciona un ángulo y como bien explican en la misma página se cuenta con referencia desde el Norte y aumentando en las agujas del reloj.

Si en nuestro ejemplo nuesta casa está en la dirección donde emite con mayor potencia, pues perfecto:

Es un proceso un poco manual, pues hemos de ir seleccionando estaciones cercanas, escoger la que funcione con nuestro operador , con la tecnología que nos proporcione mayor velocidad y ver los detalles de orientación. Todo para seleccionar la estación perfecta en nuestro caso

En definitiva: No siempre la torre más cercana es la mejor.

5. Ubicar la Antena externa en el Lugar adecuado:

Otro factor muy importante es la instalación de la propia antena externa en fachada o en un mástil. Intentemos buscar siempre la visual con la torre si es posible. Eso nos garantiza que no hay obstáculos entre nosotros y la estación.

En ocasiones merece la pena subir un poco la altura en un mástil, pero cuidado con asegurarnos que siempre estamos cubiertos bajo el paraguas de algún pararrayos cercano. La instalación de otras antenas más altas a la nuestra puede ser una buena pista.

La colocación de nuestra antena es crucial, y obviamente «apuntar» a la torre seleccionada es también muy importante. No hace falta una precisión milimétrica.

Simplemente toma referencias trazando una línea recta en un mapa (google maps puede ayudar con la función de medir distancias):

7. Selección de la antena externa:

Y llega el último paso: Comprar una buena antena que pueda alcanzar muchos kms de distancia con una buena estabilidad y ganancia.

Lo básico es que trabaje en las frecuencias que necesitamos (la mayoría sirven para 3G, 4G e incluso 5G), y que sea direccional para que podamos orientarla.

Os dejamos algunas sugerencias:

Conclusión:

Orientar una antena ( ya sea para comunicar en 3G, 4G o incluso 5G) de manera efectiva hacia una estación de telefonía correcta puede marcar la diferencia en la calidad de tu conexión en zonas con baja cobertura. Sigue estos pasos para optimizar tu cobertura y disfrutar de una experiencia de conectividad inmejorable. ¡Navega, transmite y comunícate sin preocupaciones aunque vivas en el campo!

Os dejamos otros posts para seguir disfrutando:

Deja un comentario